El Dashboard Perfecto

Tienes un cliente nuevo, ha llegado a ti con la necesidad inmediata de averiguar porque su negocio no mejora a pesar de que se grite a los cuatro vientos que hemos salido de la crisis.

En pocas palabras quiere un informe completo, con todos los datos que podamos obtener, pero también una versión resumida, que le ayude a tomar decisiones realistas rápidamente sobre su negocio y dejar así de guiarse por intuiciones.

Tu cliente necesita un dashboard perfecto o en nuestro idioma el denominado cuadro de mandos ‘perfecto’, para él, pero también para sus trabajadores.

dashboard perfecto

 

Un cuadro de mandos o dashboard, es básicamente una herramienta para hacer un seguimiento regular del negocio. Que facilite información sintetizada con una determinada periodicidad, mostrando problemáticas que permiten acciones correctivas y por tanto ayuden al crecimiento, funcionamiento y éxito del negocio.

Teniendo en cuenta que cada empresa tiene un modelo de negocio, con necesidades de información distintas, analizando la información que queremos transmitir obtendremos como resultado, que dentro de una misma empresa la información relevante para el departamento de IT, ciertamente no lo será para sus compañeros del dpto. de marketing.

Esto puede llegar a hacerte afirmar sin temor a equivocarte, que el dashboard perfecto como tal no existe, ¿o sí?. La verdad es que existe, pero solamente para el destinatario para el que ha sido diseñado, esta regla es básica y por tanto siempre debes tenerla presente.

La clave de un dashboard perfecto, es que tenga los KPI’s realmente relevantes para los destinatarios del mismo, permitiendo a estos, tener la capacidad de ver y comprender los datos a la velocidad del pensamiento. Y para conseguir este propósito, influyen sobre todo dos factores, la organización de los datos y su diseño, recordando durante la creación del mismo, que nuestro cerebro es más propenso a recordar estímulos visuales que leídos.

Qué debe tener tu dashboard perfecto

  • Visión estrategia y táctica, conectándose a todos los datos

Debe reflejar las métricas realmente críticas de la empresa. Incluir solo los KPI’s que permitan tomar decisiones, es recomendable no incluir más de 10 por dashboard.

Relevancia de las acciones. Incluir un análisis sobre lo ocurrido, recomendaciones y su potencial impacto sobre el negocio. Un cuadro de mandos debe evolucionar, mostrar los KPI’s relevantes según la realidad del momento de la empresa.

  • Entendimiento de los objetivos y de las acciones que los genera

    crear_un_dashboard

Entendimiento del modelo de negocio, solo efectuando un análisis del sector y manteniendo reuniones con el cliente de tu dashboard, averiguaremos sus necesidades y podremos así identificar los KPI’s críticos para su dashboard.
Respecto a los objetivos y acciones de la empresa. Una vez hemos determinado las necesidades del cliente de tu dashboard, teniendo en cuenta los datos que le corresponden exclusivamente. Con los macro y micro objetivos de la empresa consensuaremos con él, su relación con sus correspondientes KPI’s.
  • Que sea sintetizado, un buen dashboard no debe ocupar más de una página, sino ya sería más bien un informe.

Escoger Criterios de filtro. Que ayuden a reducir el volumen de datos (mes/año), los datos deben de poder interpretarse como información.
Usa claras visualizaciones. Usa gráficos simples con opciones limitadas de datos, escoger convenciones de nombre que permitan al usuario identificar el objeto del gráfico.

Lo que en términos relativos a tu dashboard quiere decir que es vital tener los datos contextualizados, con información relevante mostrada de forma gráfica y visual. Siendo necesario pues, condensar las acciones con una buena gráfica de evolución, que muestre las variaciones comparativas respecto al mismo periodo anterior analizado.

Si tienes dudas sobre que herramientas son mejores para realizar los dashboards, en el post
Mejores Herramientas para crear Dashboards, te hablamos de las que creemos son las mejores.

 

 Hasta ahora tenemos claro la relevancia sobre la información y como se debe transmitir en un dashboard, pero como comentábamos una parte esencial del mismo es la velocidad con la que transmite sus mensajes, y para esto es bueno adquirir una serie de sanos vicios, con los que podrás mejorar sustancialmente los diseños de tus dashboard.

Hablamos ahora también del diseño. El diseño debe ser funcional, sencillo, no debe distraer de los datos, condensar los datos es primordial, debes desglosar los KPI sólo que tengan sentido como, por ejemplo, con la tasa de conversión o de rebote por canal/campaña/medio/etc. Es recomendable añadir semáforos e iconos que permitan con un vistazo localizar las cosas que van bien o mal, muchos analistas prefieren añadir ‘flechas rojas’ cuando un KPI cae con respecto al periodo anterior.

No tiene que haber duda de lo que estamos viendo, puede parecer una nimiedad, pero te sorprenderías de la cantidad de veces en las que uno tiene que llegar a deducir que está viendo en un dashboard. Por tanto, junto al diseño funcional, añadir información del sitio web o app analizado, incluso si indicas propiedad, vista en GA y periodo mostrado, mejor.

Qué no debes hacer en tu dashboard perfecto

  • Nunca se deben incluir métricas sin contexto. Avinash recomienda siempre segmentar y crear puntos de referencia. El contexto lo dan las tendencias o las variaciones con respecto a periodos anteriores.

    metriplica_cuadro_de_mando

  • Realizarlos con demasiada complejidad. La segmentación es una táctica clave que facilita saber el alcance en el desempeño. Crea prototipos de ciclos cortos, probándolos y modificándolos.
  • Usar métricas que nadie comprende. Asegurate de que además de respaldar los objetivos del dashboard, son comprensibles para quienes las van a ver.
  • Sobrecargar dashboards con gráficos y widgets superfluos. Aunque pienses que así son más atractivos, se interponen con el objetivo del dashboard. Una apariencia sencilla, cumple mejor el objetivo de un dashboard perfecto, informar a su público rápida y fácilmente.
  • Pensar que una vez hecho, tu dashboard no requiere de mantenimiento. Si no compruebas que las métricas sean relevantes y estén actualizadas regularmente, acabará por no ser útil para tu cliente.

Recuerda que mientras estés creando tu dashboard, debes tener en mente siempre que es importante y que no para el destinatario del dashboard, y no olvides nunca el contexto. El contexto es clave, de lo contrario solo tendrás datos y no análisis en tu cuadro de mandos, lo que no ayudara a la toma de decisiones de tu cliente.

Es importante realizar comparativas visuales del objetivo definido por la empresa, lo que ayudará a tu cliente a comprender, procesar y recordar la información relevante del cuadro de mando de forma más rápida y eficiente.

Por regla general, un dashboard no debe ocupar más de una página, ya que entonces sería un informe y no es lo que pretendemos. Un dashboard debe ayudarte a tomar decisiones de un vistazo, decirte que está pasando ahora o que ha pasado y por qué.

metriplica_dashboard_perfectoPor tanto, en el pondremos solamente información verdaderamente relevante, bien presentada y que sea fácilmente entendible por parte de los lectores, para que estos puedan tomar decisiones a la velocidad del pensamiento.

Con estos consejos seguro que conseguirás crear dashboards tremendamente útiles y perfectos para tu cliente. No obstante, como cada maestro tiene sus experiencias, te animamos a compartir con nosotros las tuyas, nos gusta la filosofía ubuntu, si todos ganan, tú ganas.

Autor:

Analista Digital en Metríplica.

4 Comments

  1. ecommerce

    ¡Muy buena publicación! Sobre todo para quienes nos interesamos en esta materia.

    Saludos
    Macarena

  2. Juan Bravo

    Gracias por tu comentario Macarena, me alegra que te haya sido de interés.

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *