Doctor, creo que mi web necesita optimizarse urgentemente

– Cuénteme, ¿qué le pasa a su web?
– No lo sé, está pachucha… cuando la pedí, me aseguraron que me ayudaría a despegar mi negocio, pero desde que la tengo, no hace nada…
– Bueno, veamos qué podemos hacer para optimizar su web.

1. Asegúrate de que tu web tiene lo que los visitantes buscan.
Antes de lanzarte a cambiar y modificar el contenido de tu página, pregúntate las razones y el motivo por el que tus visitantes llegan a tu web.

Si tu web es una agencia de viajes online, y la mayoría de tus visitantes entran esperando encontrar las mejores ofertas en unas fechas determinadas; asegúrate de que esta funcionalidad está bien visible desde la página de inicio.

Para encontrar estas motivaciones y averiguar qué hacen los visitantes en tu web, puedes realizar entrevistas a tus usuarios e implementar herramientas como Google Analytics que, si bien no te indica las motivaciones, sí muestra lo que hacen.

2. Comprueba que tienes una página accesible
Éste es uno de los puntos a los que menos valor se le da, y sin embargo, es muy importante. ¿Has comprobado que tu web se visualiza sin problema en todos los navegadores? ¿es accesible para personas ciegas o con problemas de movilidad…?

Verificar este punto es más sencillo de lo que parece y solucionar los problemas de accesibilidad no implica perder funcionalidad en tu web.

3. Revisa la usabilidad de tu página
¿Conseguir lo que necesitas en tu web es tan complicado que hasta tú te vas a otras páginas? ¡Tráiganme la bata, que hay que operar.

Conseguir una página sencilla y “amigable”  es uno de los factores que más influye a la hora  convertir a tus visitantes.

¿No sabes cómo mejorarla?, pues pregunta al doctor.

Técnicas como  análisis de expertos (análisis heurísticos), test de usuarios y sobre todo, probar y testear mejoras con Google Web Optimizer o herramientas similares, pueden ayudarnos a aumentar drásticamente nuestras tasas de conversión.

4. Y por último, sé persuasivo
No sólo basta con hacer las cosas fáciles e intuitivas, además hay que “animar” a tus visitantes para que hagan lo que tú quieres :), convencerles de que realmente lo quieren y que necesitan aquello que vendes.

Hacer que tu página sea persuasiva puede ser tan simple como cambiar las llamadas a la acción o los titulares de tus páginas, y los resultados se dejan ver enseguida.

Google Web Site Optimizer es una herramienta ideal para esta tarea, ya que te permite probar distintas combinaciones de páginas y descubrir cuál convierte mejor.

Siguiendo estos pasos, la mejora está prácticamente garantizada, y si necesitas ayuda o tienes dudas, recuerda que tienes todo un equipo de doctores a tu disposición.

¿Nos hemos dejado algo? ¿No hemos dado con tu diagnóstico? Coméntanos tus dudas.

Autor:

Fundador de Metriplica y socio de la consultora Multiplica Licenciado en Ciencias y técnicas estadísticas. Programador Mainframe Profesor de Masters y Postgrados en diversas universidades y escuelas de negocio.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.