Metodología de Optimización

Antes de empezar con la metodología vamos a ver que es esto del CRO, que no y por qué es importante.


¿Qué es Optimización?

Si buscamos Optimización en el RAE nos lo define como: “buscar la mejor manera de realizar una actividad”, por lo que aplicado al mundo Web podríamos decir que es mejorar los procesos claves de la web para conseguir que los usuarios tengan una experiencia de uso más satisfactoria y en consecuencia aumentar los ratios de conversión


¿Qué no es Optimización?

– Cambiar el color de los botones o el tamaño de las imágenes por probar, no tiene sentido empezar a probar cosas sin una lógica, sin haber detectado un error o una posible mejora.

– Hacer cambios basándose en opiniones personales y mejores prácticas, porque no siempre lo que funciona para unos tiene que funcionar para otros, lo que si hay son estrategias y métodos que te pueden ayudar a averiguar que no funciona en tu web y arreglarlo. Porque optimizar tu web no es como jugar a los Lemmings donde todos hacen lo mismo.


La importancia de la optimización de tu sitio web

¿Por qué deberías hacer CRO en tu web? El principal motivo para realizar CRO es el “show me the money ”.

show-me-the-money

Si estamos atrayendo cada vez más usuarios a través de campañas de PPC o Email Marketing (que por cierto, ellos si que están optimizando constantemente), pero una vez llegan a nuestra web los perdemos estamos dejando de ganar dinero y perdiéndolo en las campañas.

Si somos capaces de mejorar nuestro ratio de conversión en la web, no solo ganaremos más dinero, sino que las campañas de atracción se podrán optimizar todavía mejor y además estarán mejor situadas.

Hay que destacar que la parte de la conversión es la más complicada de todas., por lo que hay que prestarle especial atención.

atraccion

Y si esto no es suficiente por si solo, además te ayudará a mejorar la experiencia de usuario, ya que podremos mejorar la facilidad de uso de nuestro site adaptado a lo que buscan nuestros clientes favoreciendo que tengan una percepción positiva sobre nuestros productos y/o servicios, que a la vez se puede transformar en un aumento de los ratios de conversión.

Después de ver porque deberías hacer optimización en tu web vamos a definir brevemente los diferentes pasos de que consta.

Como hemos dicho, las “best practices” no siempre son unas buenas aliadas pues cada negocio tiene un contexto diferente y lo que le va bien a una web es muy probable que no funcione en otra. En lo que si creemos es estructurar el proceso de optimización y seguir una metodología.

El no tener el proceso de optimización estructurado puede tener una serie de problemas como:
– Test que duran demasiado tiempo
– No tener claro que testear
– Malos resultados
– No se sacan conclusiones ni se aprende nada
– Problemas técnicos

Así que vamos con una metodología que puede ayudar a mejorar tus procesos de optimización:

optimization project
Paso 1 – Investigación

– Tener claro los objetivos de la empresa:
Si trabajas en esa compañía ya deberías saberlos, pero si eres una agencia o freelance no hay mejor manera que preguntar, al responsable de eCommerce, al de ventas, etc.…

– Conocer a tus clientes, que buscan en tu web:
Es indispensable conocer a tus usuarios, uno de los principales fallos no solo a la hora de planificar los test sino incluso de diseñar la web entera es que no conocemos a nuestros usuarios y clientes potenciales en la red y no diseñamos la web de acuerdo a sus necesidades y objetivos.

Para esta parte podemos usar los datos cuantitativos obtenidos a través de la herramienta de analítica que estemos utilizando, y además es recomendable recopilar datos cualitativos a través de encuestas online, encuestas por email (a posteriori) u otras herramientas como user tests que nos ayudarán a entender cuales son sus objetivos, donde no estamos cumpliendo sus expectativa y en definitiva nos ayudarán a decidir que partes son las que están fallando para testear nuevas propuestas.

Hemos de tener en cuenta que en nuestra web tendremos usuarios diferentes, que nos visitarán con diferentes propósitos y que tendrán diferentes percepciones de nuestro producto pero que nuestra web será la misma para todos, por lo que también tendremos que decidir si decidimos hacer experimentos que afecten a todos los usuarios de nuestra web o por si el contrario decidiremos hacer experimentos por segmentos.

Adults-Perception-Model

– Conocer bien tu web:

Para empezar no estaría mal realizar un compra (o bajarse un folleto, o generar un lead, … cualquiera que sea el objetivo de la web) y ver como funciona el proceso de primera mano. No sería la primera vez, ni la última, que se empiezan a mirar datos y a planear cosas sin ni siquiera haber visto el proceso de compra en primera persona.

Una vez visto esto ya podemos empezar a echar un ojo a los datos, lo cual hace indispensable disponer de una herramienta de medición donde podamos ver por donde vienen nuestros usuarios, por donde se van, los embudos, demografía, tasas de conversión….

Herramientas que pueden ser útiles en este paso: SurveyMonkey, ClickTail, Inspectlet, …

 

Paso 2 – Listado de problemas y creación de hipótesis

Escribe la lista de todos los problemas que has ido encontrando en la primera fase y priorizarlos.

Definir que vamos a testear, a quién (segmentar usuarios o no), dónde (qué páginas), cuando, … Las mejores páginas para testear son las que tienen mucho tráfico y problemas:

trafico-problemas

Hay miles de elementos que podemos testear, pero los vamos a clasificar en tres ejes:
– Problemas funcionales:
– Problemas de accesibilidad
– Problemas de usabilidad

Una vez definido todo lo anterior es el momento de crear hipótesis y propuestas de mejora que sean suficientemente significativos y persuasivos para nuestro propósito, que es mejorar la conversión

Herramientas que podemos utilizar: Google Analytics nos puede ayudar a ver que páginas son las que tienen más tráfico, más salidas, etc …

 

Paso 3 – Experimentos

En este tercer paso ya toca meterse de lleno en los test. Lo primero será diseñar las alternativas a testear. Hay que tener en cuenta que los cambios que se quieran proponer tienen que ser técnicamente viables, por lo que sería conveniente hablar con el departamento de IT, el desarrollador web, diseñador web, etc. responsable para verificar que no vamos a probar algo que luego no se podrá implementar.

Es el momento de poner a prueba esas hipótesis mediante experimentos.

testAB

Ejemplos de herramientas que puedes utilizar para realizar tus test: Optimizely, Virtual Website Optimizer, …

 

Paso 4 – Análisis de resultados

Analiza los resultados. Qué hipótesis han funcionado, cuales no, …. Etc.
La hipótesis ha sido correcta, ¡genial! Quizás ahora es el momento de hacer los cambios en la web. Qué la hipótesis no ha sido correcta, no pasa nada, muchas veces ocurre y de los “no” también se aprende y se sacan conclusiones.

También hay que tener en cuenta que la muestra haya sido estadísticamente significativa, sacar conclusiones de 10 visitas no nos va a decir mucho.

Herramientas: Para analizar los resultados del experimento podremos utilizar la misma herramienta con la que hemos realizado el test.

 

Paso 5 – Repetir

El otro día leí esta frase en twitter en temas de empresa, pero que también se puede usar en temas de optimización y es que la optimización es como en los videojuegos hay que “Guardar y seguir jugando”.

Seguro que más de uno leyendo esto ha jugado a videojuegos, cuantos os pasasteis una pantalla de Super Mario Bros y la volvisteis a jugar hasta coger todas las monedas, o cuantos habéis jugado a algún juego de rol y habéis repetido la misma pantalla hasta conseguir todas las armas o encontrar la más poderosa de todas? Seguro que más de uno ; )

marioworld

En optimización web es más de lo mismo, imaginamos que la página que decidimos optimizar es como una pantalla de un videojuego, tenemos una hipótesis, la probamos, y si funciona bien la implementamos en la web, ¿pero con pasarnos esa pantalla ya vale? ¿O aun podemos mejorar? Aunque el test haya funcionado ¿seguro qué no hay otra opción que funcione aun mejor? Posiblemente si, es por eso que hemos de guardar ese cambio y seguir jugando y probando nuevas hipótesis, el proceso de optimización no acaba nunca, siempre hay algo que se puede mejorar.

Como hemos dicho al principio del post hacer CRO es encontrar fallos en la web y arreglarlos, pero también es mejorar lo que ya funciona, así que ¿a qué esperaras para optimizar tu web?

 

Autor:

Digital Analytics Consultant en Metriplica. Licenciado de Administración y Dirección de Empresas, Master en eCommerce y Posgrado en Analítica Web.   My LinkedIn // My Twitter

2 Comments

  1. Pingback: ¿Cueces o enriqueces con Google Analytics? Parte IV - Tendencias e Innovacion OBSTendencias e Innovacion OBS

  2. Pingback: Metodología de Optimización WebXavi Serrano

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.