Depuración de los datos enviados a GA utilizando la consola de Chrome

Una de las tareas esenciales de nuestro trabajo es la depuración de los datos. En concreto comprobar que toda la información que debe enviarse a las herramientas de Analítica se está lanzando correctamente.

Para esto, uno de los pasos primordiales en la depuración es revisar cada uno de los hits que llevan esta información, en cada caso concreto.

Existen una gran variedad de plugins para los navegadores que te facilitan esta tarea, WASP, ObservePoint y DatasLayer, por nombrar unos pocos, pero la pestaña network de la consola del navegador Chrome es una herramienta perfecta para realizar este tipo de comprobaciones.

Por medio de esta pestaña podemos comprobar que los hits que se lanzan a Google Analyitcs son correctos y llevan la información deseada.

Desde hace algún tiempo Google Analytics ha comenzado a redirigir aquellos hits que no lleguen por protocolo seguro, de manera que cuando visitamos una página y accedemos a la pestaña Network de la consola nos podemos encontrar con dos hits de página vista.
Si nos fijamos en la columna “Status”, podemos apreciar claramente que el primero devuelve el código de estado 307, indicando que se trata de una redirección interna de servidor.


depuración

A estas alturas no vamos a confundir esto con el temido doble hit, pero no está de más estar alerta.

El problema es que esto podría dificultar las tareas de depuración cuando nos encontramos con una página en la que se lanza un número considerable de hits


analytics depuración

Por suerte contamos con el filtro de la pestaña Network para evitar estas inconveniencias y simplificar nuestro trabajo.

En este filtro podemos indicar los valores de dominio, estado, incluso el tipo objeto (entre otros), que queremos localizar, además de excluir aquellos que necesitemos para acotar los hits que queremos ver.

La exclusión se define con un signo menos (-). Colocando el signo menos delante de una de las opciones de filtrado y dando un valor a esta opción, estaremos indicando que no queremos que aparezcan los hits con ese valor.
Ejemplo: -domain: google.com -> no saldrán peticiones al dominio google.com.

Cuando insertamos el signo menos en el filtro, se nos muestra todos los posibles valores que podemos utilizar, aunque en la sección de developers de Google se pueden consultar con más detalle.

filtro depuración

Una posible opción de filtrado para revisar correctamente los hits de Google Analytics podría ser:

domain:*.google-analytics.com -status-code:307 -status-code:302 mime-type:image/gif

Con esto estamos indicando a la consola que solo muestre aquellas peticiones del dominio google-analytics.com, que descarte las peticiones con los estados 307 y 302 y que solo muestre aquellas peticiones de tipo gif.

Por supuesto podríamos forzar que el estado sea 200, que es la respuesta del servidor a una petición correcta, pero eso es a gusto de cada uno.

Esta opción de filtrado también permite mostrar las peticiones que se lanzan por POST, estas tienen lugar cuando el contenido de datos que lleva la petición supera la capacidad de una petición GET.

Petición POST

En estos casos se nos presenta cierta dificultad para realizar una revisión de los datos, la manera más sencilla es apoyándonos en alguna aplicación de parseo de datos.
Un posible opción online Freeformatter: http://www.freeformatter.com/url-parser-query-string-splitter.html

Sobre el cuadro de texto añadimos una URL ficticia y el interrogante para indicar el inicio de los parámetros, a continuación, pegamos todo el contenido del hit que tenemos en Request Payload.

Ej. www.test.com?v=1&_v=j47&a=636919066&t=pageview&_s=1&dl=http%3A%2F%2Flocalhost%2Ftealium%2Flistado.html&ul=es&de=windows-1252&dt=Listado&sd=24-bit&sr=1366×768&vp=1349×307&je=0&fl=23.0%20r0&_u=SCCACIIJJ~&jid=241405600&cid=235060360.1476718094&tid=UA-55429541-1&_r=1&cd8=event_test

Y pulsamos sobre el botón PARSE

Query String Splitter

Si hacemos scroll hasta el apartado Query String Splitter encontramos, desglosadas y con sus datos, todas las variables enviadas en la petición.
De manera que podemos revisar que se lanza lo que esperamos de manera sencilla.

parámetros en la petición

Por supuesto no hay que olvidarse de revisar la pestaña “Console”, nunca está de más comprobar si existen errores Javascript, los valores del dataLayer e incluso lanzar eventos de prueba para comprobar que nuestras etiquetas en GTM funcionan correctamente.

Autor:

Analista web en Metriplica. Licenciado en Ingeniería Informática Superior de Sistemas Físicos en la Universidad Politécnica de Valencia. @vperisnavarro

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.