Cómo configurar Charles para verificar el tracking de APPs

Si hay una sección poco explotada a nivel de documentación dentro de la analítica digital, esa es la que corresponde a las validaciones de aplicaciones móviles. Es por ello que en este post os vamos a explicar lo necesario para poder realizar una validación correcta del tracking implementado en una aplicación móvil

El objetivo es poder usar una herramienta cómoda para este fin y hacer que la configuración inicial sea igual de cómoda que la validación posterior o almenos intentarlo.

Paso 1: instalar Charles Proxy

Lo primero que tendremos que hacer, y pese a que sea obvio, será instalar la aplicación “Charles Proxy”.

La podremos descargar a través del siguiente enlace: https://www.charlesproxy.com/download/

El método de instalación es igual al de cualquier otra aplicación así que no vamos a pararnos a explicar esto y mejor centrarnos en la configuración posterior.

Paso 2: crear un punto de acceso (opcional)

Una vez tengamos la aplicación lista, vamos a ignorarla por un momento y lo siguiente que vamos a hacer va a ser crear un punto de acceso con el ordenador que vayamos a usar para realizar la validación. 

Antes de nada, remarcar que no es 100% necesario crear el punto de acceso, pero de esta manera nos evitaremos posibles problemas de red debido a las limitaciones o restricciones que puedan existir, aún más si estamos hablando de una red de trabajo. Si creéis que no tendréis problemas de red o queréis probar directamente sin crear el punto de acceso, podéis saltar directamente al apartado siguiente.
Tenemos que tener en cuenta que si vamos a crear el punto de acceso con un ordenador de escritorio, es muy probable que dicho ordenador solo disponga de 1 tarjeta de red y que la conexión de la misma sea a través de cable Ethernet. Es por ello que tendremos que disponer de otra tarjeta de red que permita la conexión vía WiFi (la forma más cómoda suelen ser tarjetas de red WiFi que se conectan vía USB). 

Esto no sucederá si queremos crear el punto de acceso con un ordenador portátil, puesto que la gran mayoría de ellos, si no todos, disponen de 2 tarjetas de red: una para conexiones con cable Ethernet y otra para conexiones vía WiFi.

En cualquier caso, lo que vamos a hacer será conectarnos a Internet usando el cable Ethernet y usaremos la tarjeta de red WiFi para crear el punto de acceso. Este punto de acceso realizará el trabajo de un router, ya que nosotros conectaremos el dispositivo móvil al punto de acceso para poder tener conexión a Internet.

Si usas Windows, para crear el punto de acceso deberás ir a: Window Settings > Network & Internet > Mobile hotspot.


En la pantalla que se muestra en la captura anterior deberemos seleccionar la tarjeta de red WiFi, aunque si solo tenemos 2 (WiFi y Ethernet) automáticamente solo nos muestra la tarjeta de red WiFi. Después debemos establecer un nombre a la red que vamos a crear y una contraseña para los usuarios que quiera acceder a ella, en este caso será el dispositivo móvil que tiene la app que vamos a validar.

En el caso de que estemos usando un ordenador con MacOS, deberemos ir a: System Preferences > Sharing, y luego seleccionar la opción “Internet Sharing” via “Ethernet”, usando la red “Wi-Fi” como medio para compartir, tal y como os mostramos en las siguientes imágenes:

Paso 3: identificar IP de nuestro Proxy

Una vez hayamos hecho lo anterior, podremos ver una nueva red Wi-Fi accesible para el dispositivo móvil. Lo que debemos hacer ahora es conectarnos a la red que acabamos de crear y configuraremos el Proxy de esa red de forma manual.
En el caso de que no hayamos creado el punto de acceso, simplemente nos tenemos que asegurar de que ambos dispositivos (dispositivo móvil y ordenador) se encuentran en la misma red.

Primero tendremos que identificar la dirección IP local de nuestro ordenador.

Si usáis un ordenador con Windows, buscáis la aplicación “Command Prompt” y en la consola que se os abrirá, hay que escribir el comando ipconfig y pulsar Enter:

Como veis en la imagen anterior, debemos fijarnos en la dirección IPv4 de la tarjeta que está conectada a internet, que en este caso es la tarjeta de Ethernet.

Si por el contrario usais un ordenador con MacOS, deberéis buscar y abrir la terminal, y escribir el comando ifconfig para ver las direcciones de las redes del ordenador

Ahora que ya sabemos cuál será la dirección IP de nuestro proxy, vamos a nuestro dispositivo móvil y lo configuramos:

Paso 4 (para Android): configurar Proxy 

Deberemos acceder a Ajustes > Wi-Fi y seleccionar la red que hemos creado. Una vez dentro elegiremos la opción “Manual” en la configuración del Proxy:

Paso 4 (para iOS): configurar Proxy

Accedemos a la configuración de la red Wi-Fi que hemos creado, y pulsamos Configure Proxy en la sección de HTTP Proxy. Una vez dentro, seleccionaremos la opción Manual.

Como podéis ver, en el campo Server/Hostname ponemos la dirección IP que hemos obtenido inicialmente. En el campo Port pondremos el puerto “8888” que es el puerto que está definido por defecto en Charles.

Paso 5: activar Charles Proxy

Una vez configurado el proxy en nuestro dispositivo móvil, si abrimos Charles por primera vez con ese dispositivo conectado a nuestra red, nos aparecerá el siguiente mensaje:

Básicamente, la aplicación ha detectado a nuestro dispositivo móvil y nos pregunta si queremos permitirle el acceso. Entonces haremos click en Allow y ya tendremos la conexión de nuestro dispositivo móvil lista para ser monitorizada.

Finalmente, nos debemos asegurar de que tenemos habilitada la opción de “Windows Proxy” o “Mac Proxy”, de lo contrario el proxy no estará activo y no podremos monitorizar nada:

Paso 6: descargar certificado SSL en el dispositivo móvil 

Pero no todo acaba aquí, puesto que la gran mayoría de comunicaciones que vamos a querer revisar, están hechas sobre un protocolo de seguridad el cual no nos permite ver el contenido de esos HITs o paquetes.

Para poder descifrar el contenido de la información que envía nuestra aplicación a Google Analytics, Adobe Analytics o la herramienta de anaítica que estemos usando, debemos instalar un certificado SSL en el dispositivo móvil. Para instalar el certificado debemos estar conectados a la red que hemos creado y al proxy (es decir, haber seguido los pasos nombrados anteriormente).

Una vez conectados podremos comprobar, abriendo el navegador del dispositivo móvil, que muchas webs no nos permiten el acceso precisamente porque en la comunicación “Móvil – Servidor” hay un intermediario: Charles. Este escenario es comúnmente conocido como Man In the Middle, por el hecho de que hay 1 observador en una comunicación entre 2 puntos.

Para hacer que la conexión sea “segura”, y que podamos tener acceso a internet, deberemos acceder a la siguiente dirección para descargarnos el certificado SSL que nos proporciona Charles

  • chls.pro/ssl

En el caso de que estemos usando un dispositivo móvil Android, debemos acceder a la dirección especificada anteriormente usando Chrome:

Al acceder podremos iniciar la descarga del certificado.

Paso 7: configurar certificado SSL en el dispositivo móvil 

Después de descargarlo, tendremos que ir a Settings > Security y pulsar en Install from SD card en la sección Credential storage. Se nos abrirá el gestor de archivos y deberemos elegir el archivo que acabamos de descargar. Una vez elegido el nuevo certificado, nos pedirá un nombre para el mismo:

Si por el contrario, necesitamos validar una aplicación en un dispositivo iOS, tendremos que usar el navegador Safari y acceder al enlace anterior. Al acceder nos aparecerá un mensaje donde se solicita abrir los ajustes del dispositivo:

Le damos a Allow y veremos lo siguiente:

Pulsamos Install y ya tendremos el certificado instalado en el dispositivo.
Por último, debemos especificar que este nuevo certificado es un “certificado de confianza”, para ello iremos a Settings > General > About > Certificate Trust Settings y habilitaremos el nuevo certificado que nos aparece:

Es importante tener en cuenta, que cada certificado es único entre el dispositivo móvil y el ordenador usados, es decir, que si usamos un nuevo ordenador para hacer las pruebas pero el móvil sigue siendo el mismo y ya teníamos un certificado instalado,dicho certificado no servirá con el nuevo ordenador y tendremos que realizar el proceso de instalación del certificado de nuevo.

Paso 8: configurar Charles Proxy

Ahora que ya tenemos todo a punto, lo último que haremos será configurar Charles para decirle qué comunicaciones deben ser leídas y descifradas por el en la sección de 

Proxy > SSL Proxy Settings, que nos abrirá una nueva ventana:

En la nueva ventana clicamos en Add y ponemos un * en el campo Host y en el campo Port:

De esta manera haremos que todas la comunicaciones pasen por Charles y podamos descifrarlas.

Con todo lo anterior a punto, ya podemos empezar a validar el tracking de nuestras aplicaciones de forma rápida y sin necesidad de esperar a que los datos lleguen y sean procesados por nuestra herramienta de analítica.

¿Tienes alguna duda? ¡Comenta y lo resolvemos!

Javier Villar Almiron

Javier Villar Almiron

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
6 min
Suscríbete a nuestra newsletter

Los mejores artículos de analítica digital para potenciar tu negocio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas